ERTE

ERTE Y OTRAS MEDIDAS LABORALES COMPLEMENTARIAS

¿QUE ES UN ERTE?
Ante la dramática situación que estamos viviendo a consecuencia de que la pandemia del virus Covid-19, que nos obliga a un confinamiento indeseado, son muchas las empresas y autónomos que, con el fin de salvaguardar la viabilidad de la empresa, se han acogido al Expediente de Regulación Temporal de Empleo ( ERTE), que no es más que un tipo de ERE que permite de forma temporal, reducir la jornada laboral, o suspender contratos de trabajo de toda o parte de su plantilla de trabajadores.

Hay que tener muy presente que, una vez finalizado el ERTE, el empresario tiene que reincorporar a sus trabajadores en las mismas condiciones que tenían con anterioridad.
Además, la empresa está obligada a mantener dados de alta y a seguir pagando su aportación a la Seguridad Social.
Los empleados afectados por un ERTE tienen derecho a impugnarlo ante los tribunales si consideran que no concurren las circunstancias legales que lo justifiquen.
Además, mientras dure el Expediente de Regulación Temporal de Empleo, el trabajador tiene derecho a percibir la prestación por desempleo siempre que se cumplan los requisitos legales para recibirla.

Tipos de ERTE
1.-Reducción de jornada

En el  ERTE de reducción de jornada, se pueden reducir las horas de la jornada de trabajo diarias, o reducir el número de días de trabajo a la semana.
En ambos casos el trabajador cobrará la prestación de desempleo por la parte correspondiente de la jornada laboral que se haya visto reducida.

2.-Suspensión de contratos de trabajo
Deben cesar todas aquellas que no vengan recogidas en el Real Se suspende el contrato de trabajo durante un tiempo determinado, en este periodo, se cobrará la prestación de desempleo.
Aquellos trabajadores que no contasen con las cotizaciones previas mínimas, obtendrán igualmente al derecho a la prestación de desempleo.

Exoneración de cuotas para las empresas
En los expedientes de suspensión de contratos y reducción de jornada autorizados en base a fuerza mayor temporal vinculada al COVID-19, se realizará una exoneración a las empresas del pago del 75 % de la aportación empresarial a la Seguridad Social alcanzando dicha exoneración el 100 % de la cuota cuando se trate de empresas de menos de 50 trabajadores, siempre que éstas se comprometan a mantener el empleo.

DESPIDOS
¿Pueden despedirme?
No, desde el Viernes 28 de Marzo no es posible el despido de trabajadores por causas relacionadas por el covid-19, dichos despidos no estarían «justificados» legalmente.
El Real Decreto Ley 9/2020de 27 de marzo, recoge lo siguiente: «La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido».

¿Tiene el trabajador que solicitar la prestación en el Servicio Publico de empleo?
No, es la empresa quien mediante solicitud colectiva tramita la petición ante el SEPE.

¿Cuándo podré cobrar?
La fecha de efectos de la situación legal de desempleo de los trabajadores afectados por ERTE por fuerza mayor será «la fecha del hecho causante de la misma», mientras que, cuando el ERTE sea motivado causas económicas, técnicas, organizativas y de producción relacionadas con el COVID-19, la fecha de efectos para percibir el paro «habrá de ser, en todo caso, coincidente o posterior a la fecha en que la empresa comunique a la autoridad laboral la decisión adoptada».

Si tienes alguna duda en concreto puedes contactar con nosotros y te lo explicamos.